Más de un centenar de personas participan en la II Marcha Contra la Violencia de Género en Nerva

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 17 de Diciembre de 2018 / Publicado en Asociacionismo, Igualdad, Nerva

Más de un centenar de personas han participado esta tarde en la II Marcha Contra la Violencia de Género en Nerva organizada por el Ayuntamiento de Nerva que ha recorrido las principales barriadas de la localidad minera haciendo entrega de las señales “Stop Violencia”, enmarcadas en la campaña “No a la violencia machista” promovida por la Diputación de Huelva, y dejándolas en lugares públicos bien visibles. En este acto han colaborado las dos asociaciones de mujeres nervenses, Concha Espina y Luna, la Asamblea Comarcal de Cruz Roja, el taller de mujeres Arcoiris, la SEPER Adela Frigolet, el CPA de Nerva y la asociación de personas con discapacidad, Athena.


Según informa Juan A. Hipólito, antes de que los participantes se pusieran en marcha, representantes de la Asamblea de Cruz Roja y del Consejo de Infancia y Adolescencia de Nerva han dado lectura a sendos manifiestos a las puertas del Ayuntamiento de Nerva condenando cualquier tipo de violencia hacia la mujer e incidiendo en la importancia de educar a las generaciones futuras en la igualdad de género.

El manifiesto de Cruz Roja se inicia con la vista puesta en el pasado 25 de noviembre, “una fecha que un año más vuelve a estar señalada en el calendario. Un día teñido de morado, el color de la mujer, un recuerdo a todas aquellas que, a día de hoy, continúan siendo víctimas de abusos y vejaciones a manos de sus parejas o exparejas, así como de aquellas novecientas setenta y tres que han sido asesinadas según datos recogidos desde el 2003 hasta lo que llevamos de año”.

Para los integrantes de esta organización benéfica, “la violencia de género constituye una lacra de carácter mundial. Un atentado contra los derechos humanos y la dignidad de las personas que impide a nuestra sociedad continuar avanzando en el camino hacia la igualdad, bienestar y progreso social que todos y todas deseamos. No entiende de estatus, clase social, edad, ni estado civil, afectando tanto a las mujeres que la padecen, a sus hijos y a sus hijas como a entornos familiares y a la sociedad, en general”.

La erradicación de esta injusticia es una tarea común donde hay que aunar esfuerzos y compromisos para que esta lacra desaparezca, por ello, todas las personas, asociaciones y entidades que han secundado esta marcha condenan cualquier tipo de violencia contra la mujer, no admitiendo ningún tipo de justificación y expresando la mayor de las repulsas. “Así pues, creemos necesario señalar que todos y todas debemos asumir nuestro compromiso personal de luchar contra todo tipo de violencia, denunciando agresiones, apoyando a las víctimas, no permaneciendo en silencio ante la violencia y educando a las generaciones futuras en la igualdad de mujeres y hombres”, subrayan.

Con este manifiesto, los integrantes de esta marcha han querido expresar su más rotunda repulsa hacia la violencia de género. “Queremos dejar constancia de nuestro compromiso social con esta lucha, que debe ser conjunta contra cualquier acto que atente contra la integridad y dignidad de la mujer, y defender una sociedad justa e igualitaria, en la que mujeres y hombres podamos participar equilibradamente en todos los ámbitos y tomar conjuntamente las decisiones que nos afecten. Tolerancia cero. No es no. Ni una menos, ni una más… que estás palabras dejen de ser un slogan para pasar a ser una realidad”, concluye el manifiesto.

 

 

De la misma forma, desde el Consejo de Infancia y Adolescencia de Nerva se ha querido aprovechar esta ocasión para hacer oír su voz y abordar una problemática que les parece que merece una atención urgente por parte de todas las instituciones: “La violencia de género, y en concreto contra las mujeres y niñas”.

La violencia de género, todavía es -en el siglo XXI- una lacra social urgente a erradicar, que afecta a las mujeres y en especial a las niñas de todas las culturas, clases sociales y niveles académicos, por lo que proponen que esta sea la tarea prioritaria para todos los países del mundo. 

Ante estas situaciones, desde este Consejo proponen trabajar para: aprobar e implantar leyes contra la violencia de género en todo el mundo; crear mecanismos de denuncia accesibles y adecuados a las niñas y adolescentes; incorporar las voces de las víctimas en los foros de debate y de toma de decisiones; posicionar a toda la sociedad a favor de las víctimas y de todas las personas, grupos e instituciones que se solidaricen con las víctimas, y el rechazo hacia las personas maltratadoras; y visibilizar la realidad a partir de datos y estudios a nivel local, estatal e internacional. “Nada de lo anterior será posible si no se ponen medios para la educación y la socialización preventiva de la violencia de género y el uso de las Tecnologías de la Comunicación y la Información, TIC, para su prevención y denuncia. Exigimos tolerancia cero a la violencia de género contra las mujeres y las niñas en el mundo”, concluyen.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA