Samu regresa a Nerva con las dos medallas de bronce conseguidas en los X Juegos Europeos para Trasplantados celebrados en Italia

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 14 de Noviembre de 2018 / Publicado en Deportes, Nerva

Nerva ha acogido con orgullo y admiración al deportista con doble trasplante de pulmón, Samuel Delgado, que consiguió hacerse con dos medallas de bronce en los X Juegos Europeos para Trasplantados celebrados entre el 17 y el 24 de junio en Cagliari, Italia, en el que han participado más de 400 deportistas de 25 nacionalidades.

Según informa Juan A. Hipólito, Samu, como le conocen todos en la localidad minera, no ha parado de recibir felicitaciones desde su regreso a Nerva. No da dos pasos seguidos sin que le paren para felicitarlo. “Estoy muy contento. Ha sido una experiencia inolvidable, tanto en el ámbito deportivo como en la convivencia que hemos podido mantener con el resto de participantes”, comenta.

Las competiciones en las que Samu ha logrado subir al tercer cajón del pódium han sido 400 metros natación y triatlón virtual. “La medalla de natación me costó mucho más. Fue muy sufrida. Yo estoy acostumbrado a entrenar en la climatizada de Nerva que tiene 25 metros y en Italia lo hicimos en una de 50. A mitad de la prueba ya iba muy justo pero entre la ayuda de los compañeros de equipo y el recuerdo de mi abuela conseguimos finalizar en tercera posición”, aclara.

El deportista nervense solo tiene palabras de agradecimiento para sus compañeros andaluces de selección: el onubense afincado en Madrid, Sergio Cobos, y los gaditanos Miguel Ángel Muñoz y Alberto Carmona. “El apoyo de mis compañeros ha sido fundamental. Son auténticos profesionales que se merece lo mejor. He aprendido mucho de ellos”, subraya.

Sobre todas las cosas, Samu se queda con el apoyo mostrado en las redes sociales por los vecinos de su pueblo, en especial los del barrio en el que se crió, El Ventoso. También se emociona cuando rememora los mensajes recibidos por otros enfermos de fibrosis quística que, como él, hace 14 años, están esperando unos pulmones para seguir viviendo. “Más que una medalla, me emociona el agradecimiento de alguien que está esperando sus dos pulmones. Yo soy el vivo ejemplo de que después de esta enfermedad hay vida. Todos tenemos que crear nuestro camino y yo lo he hecho a través del deporte”, destaca.

Desgraciadamente, el apoyo incondicional que este tipo de deportistas recibe de la sociedad no lo tienen de las Administraciones. Esta es una de la máximas reivindicaciones de Samu a su vuelta de Italia. En su caso, si no hubiera sido por una de las cinco becas otorgadas por Fundación Grupo SIFU el año pasado, Samu no hubiera podido participar en estos juegos. “Los gastos de participación han ascendido a 1200 euros. Es mucho dinero para que tenga que costeárselo íntegramente el deportista. Tenemos un nivel bastante alto como para merecer la atención de las Administraciones. Necesitamos ayuda, igual o más que la que reciben otros deportistas de élite”, demanda.

 

 

Entre tanto, el deportista nervense ya tienen en mente su próximo reto: los Juegos Mundiales para deportistas Trasplantados que se celebrarán en Newcastle, Inglaterra, el próximo año, en el que participarán más de 2000 deportistas. “No me lo pienso perder por nada del mundo”, adelante.

En este tipo de juegos solo pueden participar personas que hayan recibido un trasplante de riñón, hígado, corazón, pulmón, páncreas, médula ósea, así como pacientes que estén al momento en diálisis. Es necesario haber recibido el trasplante por lo menos un año antes del inicio de los Juegos y contar con la autorización médica por parte de la unidad de trasplante.

Desde la Asociación Deporte y Trasplante España, organización sin fines de lucro, que tiene entre sus objetivos principales concienciar a la sociedad sobre la importancia de la donación de órganos, médula ósea y sangre, defienden la participación en este tipo de competiciones porque ayudan a transmitir un mensaje de esperanza a todas las personas que están pasando por una enfermedad y requieren de un trasplante. “Es fundamental fomentar y promocionar la salud y el deporte en las personas trasplantadas porque: Trasplante + Deporte = VIDA”, asegura.

Samuel Delgado es un ejemplo a seguir. A sus treinta y pocos años, aún lucha contra la fibrosis quística que le obligó a trasplantar sus pulmones gracias a una donación. Pero esta enfermedad no le ha impedido participar en cuantas carreras populares y de montaña se ponen a su alcance, consiguiendo alzarse con cinco medallas en los VII Juegos Nacionales de Trasplantados disputados en Granada el año pasado. Ahora espera que una nueva beca le de la oportunidad de demostrar su valía en los Juegos Mundiales para Trasplantados del 2019.

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA