El trabajo de la asociación ubicada en El Campillo se reconocerá en la XV Feria Andaluza de la Biodiversidad

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 17 de Diciembre de 2018 / Publicado en Asociacionismo, Educación, Medio Ambiente

El huerto ecológico de Aspromin, ubicado en El Campillo, recibirá el premio de la campaña “Entrénate con la Biodiversidad Cultivada” que organiza la Red Andaluza de Semillas. Los seis años que la Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual de la Cuenca Minera lleva participando en este proyecto han sido determinantes para que se vaya a reconocer su labor de forma pública en la XV Feria Andaluza de la Biodiversidad que se celebrará entre el 12 y el 14 de octubre en Jódar, Jaén.


Según informan Juan A. Hipólito, el proyecto, en el que se esmeran cada año los alumnos del Programa de Transición a la Vida Adulta y Laboral (PTVAL), cumple este curso 2018/19 sus primeros 30 años de existencia, de los que más de la mitad llevan inscritos de forma oficial en el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, CAAE. Se trata del primer operador ecológico reconocido de la Cuenca Minera de Riotinto. 

Hace tres décadas, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ampliaba el concierto de Educación Espacial de Aspromin con una quinta unidad de Formación Profesional Especial (F.P.E.) para el aprendizaje de tareas en horticultura y jardinería. “Los primeros años  se emplearon en convertir más de 4000 metros cuadrados de matorral autóctono ( jaras, palmitos, aulagas, etc.) en terrenos aprovechables para la horticultura y la jardinería en un gran espacio aledaño al que albergó el primer edificio escolar,  que ya contaba en su parte baja con un aula para este tipo de alumnos. Se construyó el muro que separa el huerto del jardín botánico. Se procedió a dotar de infraestructuras de agua con un pozo (que aparece catalogado en la Agencia Andaluza del Agua) y sus conducciones. Se sembraron los primeros árboles y arbustos del jardín botánico, y el huerto escolar comenzó a dar sus primeras cosechas. De forma paralela, en otra zona de Aspromin, se puso en marcha la primera parcela de frutales (cítricos y almendros) que también mantenían estos alumnos”, recuerdan. 

El éxito del aula fue tal que también se les encomendó el cuidado de todos los jardines de Aspromin, así como el diseño,  plantación y mantenimiento de nuevas zonas ajardinadas y de una nueva parcela de frutales. “Todo este esfuerzo laboral, realizado codo con codo con nuestros alumnos, repercute hoy en la calidad de vida y bienestar de todos los usuarios de las distintas residencias que forman parte de la asociación”, aseguran.

Desde su inscripción en el Comité Andaluz de Agricultura Ecológica, hace 18 años, vienen obteniendo el certificado de conformidad que da fe de la producción ecológica de sus productos de recolección, acordes con los principios que la producción ecológica exige. “Todas estas hortalizas y verduras van al comedor de nuestra asociación siendo muy difícil cuantificar cuánto bien hemos hecho a la nutrición de sus usuarios durante estos últimos 30 cursos escolares”, destacan.

En el 2003 construyeron dentro del jardín botánico un gallinero escolar programado para diversificar las tareas con los alumnos y para la consecución de objetivos que les condujeran a alcanzar una vida adulta y laboral. “Lamentablemente,  un año después, un incendio recorrió nuestras parcelas de frutales y también la segunda de ellas fue absorbida por la construcción del nuevo Centro Ocupacional. En la actualidad, la primera parcela ha quedado reconvertida en una plantación experimental de granados y estevia”, aclaran.

Durante los últimos 18 años han participado activamente en los programas ALDEA que ofertan la Consejerías de Educación y Medio Ambiente: “Crece con tu árbol”, “Un vivero en el aula” y “Visitas a CEDEFOS”. También lo hicieron en las campañas “Pon verde tu aula” y en el programa “JARA”, donde los alumnos formaron parte del equipo redactor del libro “Un cuento para el futuro” sobre prevención de incendios forestales.

El jardín botánico de Aspromin recibió en junio de 2005 una mención especial del jurado en el “I Premio Andaluz de Jardinería y Paisaje Joaquín Romero Murube” convocado por la Fundación Forja XXI a través de su Escuela de Jardines y Centro de Estudios Medioambientales de Sevilla.

Desde 2012 son el único colectivo andaluz que viene participando en las seis convocatorias que la Red Andaluza de Semillas (R.A.S.) lleva en la Campaña “Estrénate con la biodiversidad”. Reciben semillas autóctonas, las cultivan en su huerto -haciéndoles un seguimiento agronómico y organoléptico- y obtienen nuevas semillas que preservan estas variedades. “Así vamos aumentando nuestro banco de semillas y colaboramos con el cuidado de la Casa Común, de lo humano y más que del Medio Ambiente, del ambiente entero”, aseguran.

Durante los últimos años, los responsables de este proyecto (la maestra-tutora del PTVAL y el perito agrícola-profesor del taller) han participado en la Mesa de Experiencias del Seminario sobre diversidad funcional intelectual y sensorial en espacios naturales protegidos “Doñana abierta”. Y el pasado curso recibieron el reconocimiento de buenas prácticas educativas por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.  

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA