Begoña Sánchez muestra en Riotinto una mirada artística diferente del emblemático río rojo

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 19 de Marzo de 2019 / Publicado en Cuenca Minera, Cultura

¿Qué tienen en común la fotógrafa Begoña Sánchez y el científico Ricardo Amils? Su fascinación por un río único en el mundo: el Tinto. La primera lo hace a través del objetivo de su cámara con tal precisión que sus fotografías parecen estar sacadas con ayuda de la lente de un potente mocroscopio. El segundo lo viene demostrando desde hace 30 años a través de diferentes estudios de investigación a pie de campo. Abstracción y vida extremófila se funden en una mirada artística que ofrece diferentes visiones del emblemático río rojo.


Según informa Juan A. Hipólito, la sala de exposiciones temporales sita en el Edificio Dirección de Minas de Riotinto muestra la nueva colección de fotografías de la bilbaína Begoña Sánchez sobre el río Tinto, patrocinada por el Ayuntamiento de la localidad minera, con el sugerente título de “Visiones. Una mirada artística al Río Tinto”. El acto de inauguración, presidido por la alcaldesa, Rosa Caballero, se abrió con una clase magistral de Amils sobre el origen natural y Biológico del río y el interés astrobiológico que tiene EL entorno, debido a sus similitudes con el planeta Marte.

Las fotografías que Sánchez expone en Riotinto son pura abstracción natural. De ser óleos, podrían exponerse en cualquier centro de arte moderno y contemporáneo del mundo. A una escala infinitamente menor también podría confundirse con microorganismos en una placa de Petri o en un portaobjetos dispuestos a ser observados a través de un microscopio. Pero son fotografías, espectaculares instantáneas de un colorido hipnótico que no deja indiferente a nadie.

 

 

“Visiones” llega a Riotinto después de exponerse con éxito en Zaragoza, Valencia, Vitoria, Sevilla, Huelva y La Rioja. Más de una veintena de fotografías, impresas en cartón pluma blanco de 40 x 60 cm. muestran al visitante,  a través de una visión diferente, muy alejada de la cotidianidad, la extraordinaria belleza y singularidad de un río que nace en las postrimerías de Peña de Hierro en Nerva. Tras pasar por la exposición, el visitante puede hacerse a la idea de cómo es la vida extremófila que llevan las aguas rojas que se deslizan entre los sedimentos ocres y amarillos de sus rocas y fangos, en contraste con el verdor de la vegetación que acompaña a su ribera.

Influenciada por su experiencia ante un microscopio, la autora se sumerge mentalmente en los elementos del río con el objetivo de captar su riqueza visual a través de abstracciones realizadas sobre sus diferentes elementos. A modo de lienzo de artista, el sensor de la cámara se impregna de lo que la naturaleza pinta con sus vibrantes colores, formas y texturas dando origen a imágenes con características casi pictóricas. “Un universo fantástico en nuestro planeta que invita a realizar un viaje imaginativo y creativo a través de esta experiencia visual que muestra la energía que me transmite el río en cada una de mis visitas”, asegura.

En Nerva, los vecinos de la localidad minera ya tuvieron oportunidad de disfrutar de las fotografías de Begoña Sánchez gracias a la sociedad Centro Cultural que expuso una muestra similar en la primavera de 2017, y otra sobre movilidad y transporte, “En tránsito”, que tuvo lugar en mayo de 2018.

 

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA