El Parque Minero de Riotinto saca a pasear sus locomotoras de vapor para deleite de ferroviarios y visitantes

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 12 de Noviembre de 2018 / Publicado en Cuenca Minera, Turismo

El próximo domingo 4 de noviembre, el Parque Minero de Riotinto saca a pasear por su ferrocarril turístico a dos de sus joyas más preciadas del patrimonio histórico recuperado y puesto en servicio por Fundación Río Tinto. Se trata de las locomotoras de vapor más antiguas de España en orden de marcha. De esta forma, los amantes del ferrocarril, en particular, y turistas en general, tendrán oportunidad de conocer de cerca a “la 14” y “la 51”, y dejarse mecer con su inconfundible traqueteo que discurre paralelo al emblemático río rojo desde Zarandas hasta Los Frailes.


El director general de la Fundación Río Tinto, José Luis Bonilla aclara que se trata de una oportunidad única para los visitantes que se acerquen a la Cuenca Minera durante el puente de Todos los Santos. Este acontecimiento solo ocurre durante seis días al año: el primer domingo de cada mes, entre noviembre y abril. “La mayoría de estos trayectos se realizan con locomotoras diésel, que igualmente han sido recuperadas para su uso por Fundación Río Tinto. Así que, ahora, estamos ante una nueva oportunidad de vivir una experiencia única con estas locomotoras de vapor que les hará formar parte de la historia viva del ferrocarril. No se arrepentirán”, asegura.

Bonilla destaca el tren turístico del Parque Minero que gestiona la Fundación que dirige como el producto más demandado por los turistas. En 2017 llegó a superar los 90.000 visitantes. Durante todo el año realiza un trayecto de 12 kilómetros por la antigua vía del ferrocarril minero que transportaba el mineral hasta el puerto de Huelva. El curso del río Tinto y los espectaculares paisajes forjados por la mano del hombre a lo largo de siglos de actividad minera son los principales atractivos del recorrido. “Sin embargo, el primer domingo de cada mes entre noviembre y abril se programan viajes especiales con el aliciente añadido de las locomotoras de vapor”, recuerda.

El origen de estas dos locomotoras de vapor es británico. “La más antigua es la 14, que se construyó en 1875 en los talleres de Beyer Peacock en Manchester. Ha cumplido, por tanto, 143 años. La 51 es algo más joven, ya que fue fabricada hace 135 años, en 1883, en los talleres Dübs de Glasgow. Ambas fueron de las primeras en entrar en servicio en la línea que la Riotinto Company Limited construyó como infraestructura principal de transporte para la explotación de las minas a finales del siglo XIX”, aclara el director general de la Fundación Río Tinto.

 

 

Tras un largo proceso de rehabilitación, “La Maldita”, apodo con el que se conocía a la 51, por la función desempeñada en los luctuosos hechos ocurridos el 4 de febrero de 1888, conocido como “el año de los tiros”, volvió a ponerse sobre la vía hace 21 años. “El proceso de rehabilitación duró años, y concluyó felizmente con la resurrección de un elemento de extraordinario valor histórico y sentimental que durante décadas había permanecido en desuso y se encontraba en un lamentable estado de deterioro. Fue todo un acontecimiento en la Cuenca Minera”, subraya Bonilla.

Los trabajos de rehabilitación de la segunda locomotora de vapor, la 14, concluyeron en 2001 gracias a las Escuelas Taller gestionada por la Fundación. “Desde entonces ambas máquinas se turnan en los servicios del Ferrocarril Turístico, donde miles de visitantes han podido disfrutar de un auténtico viaje en el tiempo, contemplando admirados su funcionamiento en las mismas condiciones que en el siglo XIX, con una caldera alimentada por aproximadamente un metro cúbico y medio de carbón en cada trayecto”, aclara el director general de la Fundación Río Tinto.

Para Bonilla, “nada de esto sería posible sin la destreza de los maquinistas y la admirable labor de los mecánicos de Fundación Río Tinto, que no sólo se enfrentan al reto de mantener en perfecto estado la infraestructura y las instalaciones ferroviarias, sino que son capaces de fabricar las piezas que se estropean y para las que, por razones obvias, no existen repuestos”, concluye.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA