Ecologistas en Acción exige a la empresa que asuma el riesgo de la rotura de las balsas y que se abstenga de obtener beneficios a costa de la salud, el bienestar y el medio ambiente

por Juan Antonio Hipólito Domínguez / 14 de Noviembre de 2018 / Publicado en Cuenca Minera, Medio Ambiente, Minería

Atalaya Mining PLC cotiza en el mercado de inversión alternativo del Reino Unido (AIM). De acuerdo con la estrategia de Ecologistas en Acción de intervenir en las juntas de accionistas de las empresas mineras con proyectos pendientes en España para influir en sus decisiones, la organización ecologista invitó a la junta de Atalaya Mining del miércoles 27 de junio en Londres a las ONG inglesas London Mining Network y Gaia Foundation, así como a la plataforma ciudadana gallega Plataforma Touro O Pino No. El objetivo no fue otro que el de prevenir a los accionistas de su responsabilidad debido al estado crítico de las balsas de lodos tóxicos de la mina de cobre de Riotinto en Andalucia. También se les informó del riesgo que corren las pinturas rupestres de Altamira, ya que la galería de cinco kilómetros que Atalaya pretende construir para el proyecto de investigación de una mina de zinc cerca de Santillana del Mar pasa justo por debajo de las cuevas. Igualmente, las y los activistas que han asistido a la junta denunciaron la fuerte oposición a una mina a cielo abierto en Touro (Galicia) y la falta de viabilidad de su reapertura.

Según informa la propia organización conservacionista, Ecologistas en Accion ha denunciado en varias ocasiones el alto riesgo de colapso de las balsas, debido a la mala gestión de Atalaya, la cual puede causar una avalancha de lodos tóxicos que afectarían al Parque Nacional de Doñana y a las localidades de Gibraleón y Huelva, con una ola de de 66,28 millones de m³ y de hasta cinco metros. El riesgo de rotura llega hasta tal punto que desde Ecologistas en Acción se ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la paralización cautelar de los vertidos de lodos en esas balsas, para evitar que se produzca un desastre 10 veces mayor que el de Aznalcóllar hace 20 años.

Elena Solís, abogada ambiental e integrante del grupo de minería de Ecologistas en Acción, ha declarado: “La prioridad de las empresas mineras junior como Atalaya Mining es maximizar las ganancias a costa de la falta de inversión en garantizar que las instalaciones sean lo suficientemente seguras. La situación en Riotinto es desesperada. Vidas humanas están en riesgo ya que las balsas están a punto de reventar”. Ecologistas en Acción ha presentado una demanda que denuncia la falta de acción de Atalaya.

A los accionistas se les ha trasladado también que el proyecto de Atalaya Mining de abrir una galería de cinco kilómetros en una zona densa de población, justo debajo de las cuevas de Altamira y con la posible intercepción de un acuífero, es del todo inviable.


Por último, se les han facilitado los informes recientes del gobierno de Galicia donde se concluye los impactos perjudiciales del proyecto de Touro. El 10 de junio alrededor de 10.000 personas se manifestaron contra la mina Touro propuesta en Santiago de Compostela, incluidos políticos de todo el espectro político y uno del gobierno regional.

Luis Gallardo, miembro de la plataforma contra la mina de cobre Touro y O Pino, invitado por Ecologistas en Accion a asistir a la junta de accionistas, ha manifestado: “Venimos como parte de nuestras actividades para detener la mina. Queremos asegurarnos de que los inversores en Londres entiendan que este es un proyecto imposible y que Atalaya miente al gobierno de Galicia, a la sociedad y a ellos mismos”.


Por su parte, el velero Diosa Maat de Ecologistas en Acción atracó el día 23 en la ría de Arousa con el objetivo de sumar fuerzas en la lucha contra el proyecto de la mina Touro-O Pino. Como primera acción, la tripulación ha asistido al pleno convocado por el Ayuntamiento de O Pino. Isidoro Albarreal, portavoz de Ecologistas en Acción Andalucía, ha expuesto al público y a la prensa la situación de Riotinto y la conflictiva trayectoria de Atalaya Mining. “Entendemos que los riesgos que contiene el proyecto de la mina de Touro-O Pino son compartidos por otros territorios españoles, por lo que la solidaridad y el trabajo común son necesarios”, ha señalado Albarreal.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que accepta su uso.

Acceso

Registro

¿Olvidaste tus datos?

ARRIBA